Home “Estudio y vendo tacos...

“Estudio y vendo tacos de canasta; quiero cambiar mi futuro y llevar mi negocio al siguiente nivel”, Ángel Herrera

Una canasta de tacos y una visión empresarial; esa es la receta de Ángel para cambiar su futuro. Celebremos a los que no se conforman y nos inspiran con sus luchas cotidianas.

Nu nació para desafiar lo establecido, es por eso que nos inspiran tanto las historias de los que se atreven a cambiar su futuro. Hoy queremos celebrar a estas personas y todas esas luchas que ellos viven en primera persona, esas que no solo los hacen continuar, sino convertirse en la mejor versión de ellos mismos.

Ahora es el turno de Ángel Herrera, un chilango que a sus 21 años combina el estudio con la venta de tacos de canasta en la Ciudad de México. Ángel está cambiando su futuro con estudios que le darán las herramientas para tener una mejor visión empresarial, y nos encanta ser una parte tan importante de ese proceso.

Esta es solo una de las historias de todos aquellos que nos motivan a seguir adelante con nuestra misión de liberar a las personas de la complejidad. Después de todo, están ahí afuera,  creando cosas increíbles, abriendo el camino y reinventando el futuro.

Tres generaciones cambiando el futuro

“Mi abuelito Cuco inició con la venta de tacos de canasta hace más de 60 años en La Merced. Él es una de las personas que más admiro, porque se abrió paso desde que era muy joven y aquel fue su primer trabajo. Con los años afianzó su negocio y logró sacar a la familia adelante, todo el mundo lo conocía bien en el mercado. Tiempo después, mi papá también le entró a la venta de tacos, y desde entonces la comida se convirtió en un negocio de tradición familiar.

El año pasado perdí mi trabajo por la pandemia y me animé a retomar el negocio de la familia, porque sabía que la comida era un buena chamba, claro, si la sabes armar”.

“Hay que darle duro. Yo creo que hoy las cosas ya son diferentes, hoy tienes que esforzarte mucho más, no la tenemos tan fácil; al menos no tanto como la tuvieron mi abuelo o hasta mi papá”.

Empezar desde cero, pero “a toda máquina”

“Cuando empecé en el negocio lo hice con mi tío. Entre los dos pusimos algo de capital y emprendimos como socios para vender tacos de guisado. Y pues, en ese entonces, mi tío también trabajaba con Uber, entonces decidimos vender los tacos en el coche que él manejaba, y nos fuimos hasta Santa Fe”.

“Mi tío compartió la foto de nuestro primer día como taqueros en un grupo de Facebook ¡y que se hace viral! La foto dió mil vueltas por todo el internet e inclusive la postearon varias alcaldías en la CDMX y hasta el gobierno de Nuevo León. Celebraron mucho nuestro emprendimiento, incluyendo a la misma marca del coche. Publicaron un posteo que nos dedicaron, donde retomaron la foto diciendo algo así: ‘Siempre se pueden lograr los sueños’.

Aunque esa vez solo vendimos unos 65 tacos, fue un gran comienzo. Al mes ya estábamos vendiendo siete veces esa cantidad”.

Esta es el foto del primer día de venta de tacos en Santa Fe.

Un esfuerzo que sabe bien

“Yo a diario me levanto a las cinco de la mañana; a calentar los guisados, a hacer las salsas, recibir la tortilla y preparar las canastas, es todo un proceso. A las nueve en punto ya estoy en el punto de venta. Regreso a medio día y me preparo para ir a la escuela, regresar y hacer tarea, y después comenzar los preparativos para el siguiente día”.

“La verdad es bien matado, pero también es muy gratificante, porque es mi negocio propio y me deja lo necesario para seguir con mis estudios”.

“En estas semanas estoy por presentar mi examen de ceneval. Me estoy preparando para cambiar mi futuro, soy de la idea que el estudio es una garantía para alcanzar tus objetivos y así debe de ser hoy día. Antes había mucha demanda y no tanta competencia, ahora igual hay demanda, pero la competencia es extrema”.

“Casi todo el mundo quiere tener un negocio, pero pocas personas saben en qué herramientas apoyarse para hacerlo bien”

“Yo quiero seguir con el negocio de la comida, pero ahora quiero potenciarlo con estudios en administración y alguna especialidad en comercio. Se que no será igual vender tacos en una esquina que llevarlos hasta Estados Unidos, por ejemplo. Siempre hay que pensar en grande, pero ser realista, para hacerlo bien. Quiero hacer crecer mi negocio, aumentar mi puntos de venta y darle trabajo a más gente”.

“Hay tres puntos que cualquier emprendedor debe tener en cuenta: primero hay que aprender a tener una cultura financiera, después, siempre fijarse un sueldo propio y finalmente invertir. Son cosas que he aprendido y que estoy seguro podrían funcionar también para que otros tengan el éxito con el que todos soñamos”.

Si alguna vez pasas por Camino Real a Toluca esquina con 19 de Septiembre, no te olvides de echarte unos tacos con Ángel. Él como nosotros, y muchas otras personas, nacieron para desafiar lo establecido y cambiar el futuro, y es por eso que sus historias nos llenan de emoción.

Si quieres saber cómo puedes cambiar tu futuro da clic aquí.

Este contenido es parte de la misión de Nu para devolver a las personas control sobre sus vidas financieras. ¿Aún no conoces Nu? Obtén más información sobre nuestro servicio y nuestra tarjeta de crédito sin complicaciones, da clic aquí.

Introduzca su nombre