Home ¿El COVID-19 te convirt...

¿El COVID-19 te convirtió en Ciudadano Digital?

La pandemia llevó gran parte de nuestras actividades diarias al universo on-line, haciendo que nuestro día a día se trasladara a la red ¿Esto nos convierte en ciudadanos digitales?

¿Qué es un Ciudadano Digital?

Para saber si eres o no un Ciudadano Digital primero es necesario comprender lo que propone este término. De acuerdo con la UNESCO, “la ciudadanía digital es un conjunto de habilidades que permiten a las personas acceder, recuperar, comprender, evaluar, crear, utilizar y compartir información a través de herramientas digitales. Siempre manteniendo un grado crítico, ético y humano para participar y comprometerse en actividades personales, políticas, culturales, profesionales y sociales en línea”.

Entonces, bajo este concepto, podríamos entender que un Ciudadano Digital es quien ha adquirido las habilidades y conocimientos para trasladar sus interacciones regulares a las plataformas en línea.

Eso sí, siempre manteniendo alguna especie de ‘civismo digitalizado’. Básicamente hablamos de una nueva generación de personas que han logrado trasladar su identidad primaria y su radio de acción a la red.

Para ser un Ciudadano Digital hay que estar conectados

Ser un Ciudadano Digital, es tener el acceso permanente a las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Esto se traduce en acceso a internet, una conexión de banda ancha, un equipo para conectarse y, por encima de todo, contar con las habilidades básicas para navegar e interactuar. Por esto la alfabetización digital supone el primer obstáculo para resolver en América Latina.

Un reporte de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) indicó que en 2017 más de 200 millones de personas en Latinoamérica, en edad de trabajar, estaban digitalmente excluidos del mundo durante ese año. Cifras como esta, evidencian una brecha que sin duda excluye a millones de personas de la figura del Ciudadano Digital.

Las habilidades y el conocimiento, toman un papel igual de relevante que el acceso a las tecnologías. El uso que actualmente se le da a las plataformas, es un claro indicador de lo lejos que estamos para convertirnos en Ciudadanos Digitales en forma.

Según datos del reporte del CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) 30.3 % de la población latinoamericana se limita a navegar en redes sociales, consumir entretenimiento y utilizar apps de comunicación simple. Lo que hace dejar de lado  las herramientas de tipo educativas, financieras o culturales.

¿La pandemia nos lleva a un ecosistema digital?

La llegada del COVID-19 puso en perspectiva a la población mundial, poniendo fin a todas las interrogantes sobre cómo se vería el futuro laboral y de la educación a través de las plataformas en línea.

Pero no solamente se limitó a estos aspectos; las compras, las comunicaciones y los servicios financieros, también cobraron lugar en el mapa de la nueva normalidad. Esto dejó en evidencia que la idea de ser una persona con más alcances digitales no era sólo un concepto idealista, sino, que se comenzó a entender como una necesidad básica. Una habilidad necesaria para navegar un futuro inmediato.

Sin embargo, el tomar clases en línea o trabajar de forma remota no te hace un Ciudadano Digital. Esto parecería ser solo el comienzo de una transformación social que se encuentra en su primera etapa.

La perspectiva durante marzo del 2020 no fue buena para la región. Considerando que América Latina está posicionada con un desarrollo intermedio en términos de su ecosistema digital. Los hogares no estaban preparados para el incremento del 80 % en el tráfico de subida de datos, ni de las videoconferencias. Lo anterior tuvo como consecuencia una disminución en el desempeño de la banda ancha fija, considerable para muchos países: México 7.6% y Brasil 11.7%. Esto debido a la migración masiva al trabajo remoto, según un estudio de digitalización en América Latina frente a la Pandemia por COVID-19.

Un camino tecnológico por recorrer

La llegada de la emergencia sanitaria nos mostró que aunque un gran porcentaje de la industria laboral logró configurar el trabajo remoto, aún queda una oportunidad para seguir avanzando. El objetivo primario será construir una infraestructura lo suficientemente robusta.

Esto nos demuestra que a pesar de que el término “Ciudadano Digital” nos parezca atractivo, para la gran mayoría es un camino en vías de desarrollo.

Para lograr naciones de Ciudadanos Digitales, primero se necesitará democratizar el acceso a la tecnología y formar nuevas generaciones alfabetizadas digitalmente. Desde la acción personal, integrar a tu vida los servicios digitalizados, en definitiva contribuirán a evolucionar la industria. Desde el poder del consumo, podemos hacerla caminar hacia un futuro más prometedor y moderno.

Este contenido es parte de la misión de Nu para devolver a las personas control sobre sus vidas financieras. ¿Aún no conoces Nu? Obtén más información sobre nuestro servicio y nuestra tarjeta de crédito sin complicaciones, da clic aquí.

Introduzca su nombre