Home ¿Qué son las acciones ...

¿Qué son las acciones y qué significa “invertir en la bolsa”?

Incluso para aquellos que se piensan ajenos al mundo bursátil, comprender qué son las acciones puede resultar fundamental para tomar mejores decisiones con su dinero.

Todos hemos escuchado acerca de la “bolsa de valores” y de sus inseparables “acciones”, dos términos que casi siempre aparecen en la misma oración. ¿Pero qué son las acciones exactamente? Si te imaginas a unos señores con sombreros altos nadando en ríos de dinero, una habitación llena de monitores con flechas y números, y hombres de traje gritando por teléfono, debes saber que la realidad es distinta a la ficción.

Aunque desde 2019 se ha visto un crecimiento en el número de mexicanos que invierten en la bolsa, impulsados principalmente por la aparición de plataformas digitales, aún existe un tabú alrededor del tema como una opción para hacer dinero de forma segura.

Los inversionistas mexicanos todavía representan un número pequeño en comparación con la cifra de inversionistas de otros países, pero ya ha habido un cambio importante en la forma en la que la gente piensa sobre sus inversiones.   

Si antes términos como “acciones ordinarias” y “mercado secundario” se restringían a un pequeño grupo de inversionistas, poco a poco comienzan a ingresar al vocabulario (o búsquedas) de un número creciente de mexicanos.

Incluso para aquellos que piensan que no tienen el perfil, comprender qué son las acciones es fundamental para tomar mejores decisiones y tener el mayor cuidado en lo que respecta a su dinero.

¿Qué son las acciones?

Si una empresa fuera un pastel, las acciones serían pequeñas porciones que cualquier persona interesada puede comprar. En otras palabras, comprar una acción significa convertirse en dueño de esa pequeña parte de la empresa y lograr una participación en ella. 

Para que esto suceda, la empresa debe ser una sociedad anónima, y para hacerlo a través del mercado público, debe estar debidamente listada en la bolsa de valores.

¿Qué es la bolsa de valores?

La bolsa de valores es el mercado donde se comercializan los valores y otros activos emitidos por empresas. Entonces, las activos de una empresa se negocian en la bolsa de valores. En general, esta es una forma de recaudar dinero para invertir en el negocio y aumentar el valor de mercado de la empresa.

Cualquiera que compre una o más acciones de una empresa se convierte en accionista de la empresa. Con esto, el accionista adquiere derechos y obligaciones sobre la empresa, incluida la recepción de parte de sus ganancias (llamados dividendos).

Sin embargo, como el negocio es muy dinámico, la empresa puede perder valor de mercado. Si eso sucede, el precio de la acción cae y el accionista puede perder dinero si vende sus acciones en ese momento.

Debido a esta volatilidad (es imposible saber si los precios de una acción subirán o bajarán con el tiempo, por ejemplo), las acciones son un tipo de renta variable.

Esta es también la razón por la que se consideran una inversión arriesgada: debes estar preparado para ganar o perder dinero en acciones, según el comportamiento del mercado

¿Cómo funciona el mercado de valores?

Básicamente, el mercado de valores se divide en dos: mercado primario y mercado secundario.

Mercado primario

Se le llama mercado primario a los inversionistas que adquieren o pueden adquirir las acciones emitidas directamente en la Oferta Pública Inicial de la empresa (conocido como OPI, momento en el que la empresa ingresa a bolsa) o en emisiones posteriores (denominadas Follow On o “inversiones subsecuentes”).

En esos momentos, el dinero recaudado con la venta de acciones se transfiere a la empresa, que puede utilizarlo para desarrollar el negocio, invertir en nuevos productos, expandirse internacionalmente, entre otras operaciones.

Mercado secundario

El mercado secundario está compuesto por todo aquel inversionista o potencial inversionista que le compra activos de una empresa a otro accionista a través de la bolsa de valores. Esto es, después de que las acciones hayan sido colocadas en una OPI o en inversiones subsecuentes (Follow On), solo es posible comprar o vender estas acciones en el mercado secundario, que es responsable de la negociación entre inversores.

Funciona así: el accionista interesado en vender sus acciones se pone en contacto con la casa de bolsa, que luego se encarga de venderlas a las personas interesadas.

En general, cuantas más personas estén interesadas en comprar acciones de una empresa, más caro se vuelve, y viceversa.

¿Qué tipos de acciones existen?

Además de comprender qué son las acciones, también es importante saber qué tipos de acciones se negocian en la bolsa de valores. Existen varias clasificaciones: las más conocidas son acciones ordinarias (ON) y acciones preferentes (PN).

Acciones ordinarias (ON)

Las acciones ordinarias dan derecho a su titular a votar en las juntas generales y participar en las decisiones de la empresa. Sin embargo, esto no significa que los pequeños inversionistas propietarios de una ON tengan el mismo peso en las decisiones que los grandes accionistas.

Acciones preferidas (PN)

Las acciones preferentes generalmente no dan poder de voto en todas las decisiones que toma la asamblea, pero ofrecen preferencia en caso de reparto de utilidades y compensación. 

Si una empresa distribuye dividendos, por ejemplo, los accionistas preferentes reciben primero las ganancias. En caso de quiebra, también serán indemnizados en primer lugar.

Algunos también pueden tener subdivisiones, como la Clase A y la Clase B.

Otras clasificaciones

Además de los diferentes tipos de acciones, también existen diferentes clasificaciones que utiliza el mercado según el nivel de liquidez y capitalización de los valores.

Chips azules

Las blue chips o chips azules son la crème de la crème de las acciones: son acciones de las mayores empresas en la bolsa, es decir, las empresas con mayor capitalización. Como resultado, tienen un gran volumen de negociación y, muchos vendedores y compradores negocian sus bonos.

En general, se trata de acciones con alta liquidez (es decir, que se venden con mayor facilidad), que pagan mayores dividendos y de empresas más consolidadas.

De mediana capitalización o medium caps

Las empresas de mediana capitalización son acciones de empresas medianas que se encuentran en un nivel intermedio de cotización. Por lo tanto, pueden tener mayor o menor liquidez, dependiendo del desempeño de la empresa, el momento del mercado en el que operan, etc.

Al ser empresas con potencial de crecimiento, sus acciones pueden tener una mayor revalorización que las de blue chips. Al mismo tiempo, se pueden devaluar más.

Antes de invertir en empresas de mediana capitalización, es importante investigar bien a la empresa y hacer un análisis de mercado para comprender si es una buena opción.

De pequeña capitalización o small caps

Las de pequeña capitalización, a su vez, son acciones de empresas con pequeña capitalización y, en consecuencia, menor liquidez.

Debido a esto, el valor de las acciones también es menor, lo que puede generar una mayor rentabilidad si las acciones se revalorizan.

Como siempre, antes de invertir en small caps, es necesario realizar un análisis cuidadoso para evaluar los riesgos. Debido a la poca liquidez y al valor de acción, son muy volátiles y no necesariamente será sencillo venderlas o comprarlas.

¿Cómo se tributan las acciones?

Quienes invierten en acciones deben prestar atención a los impuestos. Ya sea para operaciones normales (en las que la venta de papeles no se realiza el mismo día de compra) o para day trades (cuando la venta se realiza el mismo día de compra). El cálculo y pago del Impuesto sobre la renta es responsabilidad del inversionista.

De acuerdo con la ley de ISR en México, cualquier ganancia en la compra y venta de acciones, genera impuestos. Cuando hay una ganancia, el impuesto debe pagarse antes del último día hábil del mes siguiente a la transacción. En caso de pérdida, se pueden compensar con utilidades en el mismo mes o en los meses siguientes, siempre que se refieran al mismo tipo de operación. Si el monto de los intereses ganados excede contra el impacto de la inflación, obtendrás un ingreso acumulable, de lo contrario, será una pérdida deducible.

¿Existe un perfil de inversionista?

No existe un perfil de inversionista para debutar en la bolsa. Dado que se trata de una inversión de renta variable, la única condición, es estar dispuesto y consciente de que se corre el riesgo de perder dinero. Pero, a pesar de lo que muchos creen, no es necesario ser millonario para invertir en acciones, con algunos miles de pesos es posible comprar acciones en el mercado secundario.

Comprender los riesgos siempre es muy importante, y empezar poco a poco es una buena forma de aprender de los cambios.

¿Cómo invertir en acciones?

Para invertir en acciones, algunas puntos que necesitas, son:

1. Definir tus metas;

2. Abrir una contrato  de inversión con una casa de bolsa;

3. Elegir acciones en función de tu perfil de inversionista y tus objetivos;

4. Enviar tu orden de compra (ODC) a través de una casa de bolsa;

5. Realizar un seguimiento del rendimiento de tus acciones para saber cuándo vender.

Sin embargo, antes de invertir en acciones, es importante estudiar mucho sobre inversiones y comprender cuál es tu perfil.

Evita cometer estos tres errores a la hora de invertir en la bolsa

Quienes están comenzando a invertir en bolsa deben evitar algunos comportamientos:

  • Comprar acciones de una empresa antes de investigarla;
  • Evaluar una acción considerando solo su precio inicial;
  • Dejarse llevar por la opinión de alguien que no sea un experto.

Este mensaje no es ni debe entenderse como una oferta o recomendación para suscribir, adquirir, negociar o mantener acciones de Nu Holdings Ltd. ni una asesoría de ningún tipo, su propósito es meramente informativo. 

Introduzca su nombre