Home ¿Para qué sirve una ta...

¿Para qué sirve una tarjeta de crédito?

Conoce los básicos de las tarjetas de crédito. Una herramienta estratégica que marcará un antes y un después en tu vida financiera.

Recuperar el control de tu dinero es un requisito fundamental para conseguir finanzas sanas y contar con herramientas que puedan ayudarte a hacerlo podría ser definitivo para madurar tu economía personal. Desde que existen los productos y servicios financieros, la gente se ha apoyado en ellos para potenciar su desarrollo económico y las tarjetas de crédito son las de mayor demanda. Pero, ¿para qué sirve una tarjeta de crédito?

Esta pregunta se podría sobreentender como algo obvio, pero resulta muy sensato formularla, ya que gracias a muchos años de mala comunicación por parte de los bancos tradicionales existen huecos de información que nos hacen dudar acerca de cómo funcionan, incluyendo de igual forma a muchos usuarios que ya cuentan con una. Además, conocer mejor qué es y qué alcances tiene, es el primer paso para aprovechar al máximo todas las posibilidades de esta herramienta, y de paso confirmar si cuentas con una tarjeta de crédito diseñada de acuerdo a tus necesidades.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Primero lo primero. Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero y personal que te otorga un crédito inmediato por una cierta cantidad de dinero preestablecida, es decir, funciona como un préstamo que te otorgan con la facultad para administrarlo según tus necesidades. Este servicio se concentra en una tarjeta plástica que tiene un tamaño estandarizado de unos 8.5 cm x 5.5 cm a nivel mundial y todas sin excepción son emitidas por un banco o institución que brinde servicios financieros.

Las tarjetas de crédito son un mecanismo de financiamiento que te permite aplazar tus obligaciones de pago, pagar con ciertas facilidades y concretar compras mayores, todo esto dependiendo de la cantidad y tipo de contrato que la institución financiera ofrezca con cada producto. A diferencia de las tarjetas de débito, una tarjeta de crédito te permite hacer compras en el presente inmediato y pagar a futuro sin que cuentes con ese capital en efectivo. De la misma forma, cada tarjeta de crédito establecerá las fechas y condiciones para pagar ese “préstamo”.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Realizar compras o pagar servicios con una tarjeta de crédito es bastante sencillo.

Tradicionalmente “el plástico” (la tarjeta) deberá completar un registro con una terminal de cobro (o Terminal Punto de Venta) en el comercio donde realices tu pago. Esto se realiza por medio de la lectura de su banda magnética o chip y demora solo unos segundos. El dispositivo tomará lectura de tus datos personales y los compartirá con tu institución financiera, y con otras instituciones de respaldo (como VISA o Mastercard), el envío de información también incluirá otros datos, como el valor de la compra, fecha y hora, promociones aplicadas y los datos generales del establecimiento.

Para completar el registro tendrás que introducir tu firma electrónica o Clave de Identificación Personal (NIP) esto te acreditará como el dueño de la tarjeta, en algunos casos te podrían pedir también firmar un “pagaré”, también conocido como “boucher”. El procedimiento es casi instantáneo y podrás completarlo en cualquier comercio que tenga habilitadas este tipo de terminales.

¿Para qué sirve una tarjeta de crédito?

El fin principal de una tarjeta de crédito es el de otorgar un financiamiento autoadministrable. Pero si la tarjeta es se utilizada de forma responsable y estratégica, el servicio puede ir más allá proporcionando también un impacto positivo en la vida financiera del usuario.

A continuación compartimos contigo algunas de las ventajas más prácticas que una tarjeta de crédito (TDC) puede sumar a tu vida.

Aumenta tus alcances y capacidad de compra

Una TDC, con su respectiva línea de crédito, es un beneficio que definitivamente puede aumentar tu nivel adquisitivo y capacidad de compra. Esto te permitirá realizar compras que normalmente no podrías hacer solo con tu entrada regular de dinero,  también te podría aportar tranquilidad al saber que cuentas con un mayor ‘margen de maniobra’ ante cualquier eventualidad. Lo anterior se podría traducir en independencia financiera y seguridad económica.

Solo hay que recordar un punto importante. Una línea de crédito no es un premio, un aumento en tu salario o un capital ganado (dinerito extra) que podrás mover a tu antojo. Una tarjeta de crédito es una herramienta, que respaldada con una estrategia, puede aportar un excelente punto de apoyo para tu economía personal y familiar.

Integra flexibilidad a tu economía

Contar con una TDC aportará mayor flexibilidad para pagar lo que tengas planeado adquirir. Podrás adelantar compras que tenías pensadas para tus planes y también podrás hacer frente a emergencias que impliquen gastos que no se encontraban presupuestados. Como varios expertos en finanzas personales lo definen: “el crédito es un ahorro a la inversa”, en lugar de ir reuniendo dinero para realizar una compra a futuro podrás hacerlo de inmediato y abonar en plazos preestablecidos con los que es más sencillo planear tu estrategia.

Ofrece facilidades de pago

Esta ventaja es uno de los beneficios más grandes que una TDC trae consigo. Si bien, sabemos que si cumples con la fecha límite de pago la tarjeta de crédito no cobrará intereses, existen algunas otras formas con las que se puede completar el pago sin desbalancear una economía. La tarjeta de crédito Nu, por ejemplo, ofrece varias alternativas.

Meses Sin Intereses: Esta modalidad te permite realizar pagos mensuales sin generar intereses durante un periodo preestablecido con los comercios participantes. En el caso de Nu, esta modalidad es especial, ya que te permite recibir un descuento por adelantar mensualidades. 

Plan de Pagos Fijos: Existen ocasiones en que no es posible realizar el pago mensual de una TDC, para estas ocasiones existen planes que te evitan pagar los intereses que normalmente se generarían tras un adeudo. Un PPF, como el de Nu, te permite diferir parte del saldo de tu estado de cuenta en pagos mensuales que se ajusten a tu medida. 

Compras Diferidas: A través de esta forma de pago puedes aprovechar tu dinero al máximo, gracias a la adaptabilidad total que te brinda pagar a tu ritmo. Con la TDC Nu, puedes diferir las compras que tú elijas de 2 a 12 meses con una tasa de interés fija.

Aporta mayor seguridad

Llevar una tarjeta de crédito siempre te brindará mayor seguridad que portar efectivo, ya que cuentan con varios candados de seguridad como el chip, el NIP, avisos de compra y apps que te permiten tener el control de tu dinero de forma inmediata. Este es el caso de la tarjeta de crédito Nu que incorpora tecnología que te permite:

  1. Consultar tu saldo en tiempo real
  2. Crear etiquetas para organizar tus movimientos 
  3. Ajustar el límite de crédito cuantas veces quieras para no gastar o asignar más crédito del que necesitas 
  4. Bloquear y desbloquear tu tarjeta en caso emergencia

Además, la tarjeta morada y su app cuenta con otras funciones, una muy estimada en los últimos tiempos es el método de pago contactless, que te permite realizar pagos sin contacto, reduciendo hasta en un 100 por ciento el contacto físico con la terminal de cobro o cualquier otra superficie.

Generar historial crediticio

Es bien sabido que un crédito es la puerta de entrada para otro crédito. Existen instituciones encargadas de llevar a cabo el registro del historial crediticio de todos los mexicanos y estas son consultadas por una institución financiera cuando solicitas un nuevo servicio financiero. Por esto, cuanto antes generes este historial, mayores serán las posibilidades de acceder a la vasta diversidad de servicios financieros.

Comenzar con una tarjeta de crédito es una buena forma de crear historial crediticio para aplicar a créditos mayores como uno automotriz o hipotecario.

Realizar compras en línea

La era del comercio digital nos alcanzó. Actualmente una infinidad de bienes y servicios pueden ser adquiridos a través de internet. Una TDC virtual con una buena plataforma de seguridad  tecnológica de extremo a extremo, hoy en día también es una necesidad.

Ahora ya sabes para qué sirve una tarjeta de crédito.

Este contenido es parte de la misión de Nu para devolver a las personas control sobre sus vidas financieras. ¿Aún no conoces Nu? Obtén más información sobre nuestro servicio y nuestra tarjeta de crédito sin complicaciones, da clic aquí.

Introduzca su nombre