Home “Ser Muxe es una expre...

“Ser Muxe es una expresión cultural y una revolución personal, al mismo tiempo”, Xaneri

Romper estigmas a través de la cultura; así cambia su futuro Damián Merino. Celebremos a los que no se conforman y nos inspiran con sus luchas cotidianas.

Muxe oaxaqueña con vestido autóctono en los portales de una plaza pública

Nu nació para desafiar lo establecido, es por eso que nos inspiran tanto las historias de los que se atreven a cambiar su futuro. Hoy queremos celebrar a estos perfiles y todas esas luchas que ellos viven en primera persona, esas que no solo los hacen continuar, sino convertirse en la mejor versión de ellos mismos.

Ahora es el turno de Damián Merino o Xaneri, como también le conocen. Un oaxaqueño que ha llevado su cultura como estandarte para cambiar su futuro junto al de una comunidad que se reinventa con la modernidad, visibilizando la diversidad y el talento.

Esta es solo una de las historias de todos aquellos que nos motivan a seguir adelante con nuestra misión de liberar a las personas de la complejidad. Después de todo, están ahí afuera,  creando cosas increíbles, abriendo el camino y reinventando el futuro.

La cultura como estandarte

“Oaxaca es donde está enterrado mi ombligo. Yo nací en Juchitán de Zaragoza, ahí transcurrieron mis primeros siete años de vida. Juchitán es una población que hoy es mundialmente conocida por ser tierra Muxe, por lo que la “Muxeidad” es una forma de cultura que ha acompañado a mi familia desde siempre.

Tiempo después me mudé con mi familia a San Pedro Jicayán, en Pinotepa Nacional. Ahí también crecí, pero mucho más en el ámbito cultural”.

“Gracias a mi abuela y bisabuela, ambas artesanas, aprendí a trabajar el telar de cintura. Siempre me encantó la producción de textiles, me parecía maravilloso poder crear algo tan hermoso, sin embargo fue mal visto, ya que era una actividad que solo estaba destinada a las mujeres. A pesar de encontrarme en una comunidad que es relativamente “abierta”. Muchas veces fui señalado dentro de la misma”.

“Regresé a Juchitán en varias ocasiones y ahí fue cuando empecé a desenvolverme un poco más. Además del telar de cintura, existía un arraigo cultural muy fuerte por mis raíces. Quería expresarme de una forma más auténtica que también revelara el potencial en mi persona, y lo hice cuando encontré mi camino como Muxe”.

Inspirar para transformar visiones

“A los 15 años me vestí por primera vez de Muxe para una “vela”, ahí nació Xaneri o “Princesa del bosque”, en Maya. Mi identidad fue lo que acuñé como una oportunidad para cambiar mi futuro, ya que es una manera de llevar mis raíces por lo alto y dejar huella, haciendo lo que amo hacer.

“Ser Muxe, es una expresión cultural y una revolución personal, al mismo tiempo”.

“Cuando llegó el tiempo de estudiar una carrera migré a la Ciudad de México. Pero no fue una decisión sencilla. A pesar de ser una ciudad tan moderna, aun se puede encontrar mucha discriminación. He sentido el rechazo en muchas ocasiones, especialmente cuando voy de Muxe. El rechazo y la discriminación me hicieron llegar a pensar en dejar mi identidad en segundo plano, para evitar ese tipo de agresiones,  pero al final no era una lucha auténtica”.

“Pero la lucha de Xaneri es constante y sostenida. Salir a la calle con mi indumentaria tradicional es una consigna permanente. Para mi, buscar una solución es no cerrarse y entender que hay mucho que hacer por mis derechos y los de la gente.

No hay luchas pequeñas. Yo sé que hoy puedo inspirar a otras personas tan solo por llevar mi huipil puesto. Portar con orgullo lo que en realidad soy contagia a otros para abrazar lo que quieran alcanzar. Y me gusta dejar a mi paso esa enseñanza; uno tiene el derecho a verse tal y como soñó”.

Una tradición que mira al futuro

“El futuro es prometedor para la comunidad Muxe. Todas las hermanas muxes estamos contribuyendo a detonar grandes cambios, comenzando con nosotras mismas.”

“Hoy todas hemos abrazado el término ‘Muxe’ y lo hemos resignificado. Hoy ser Muxe es sinónimo de trabajo duro, de innovación y de hermandad. Nosotras mismas estamos abiertas al cambio; hoy día existen Muxes actrices, diseñadoras, políticas, etc. Hay un sin fin de talentos que muy pronto van a sorprender al mundo”.

“Por mi parte, actualmente me encuentro terminando la carrera de Comunicación y Cultura, en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, y estoy trabajando en mi tesis. Se trata de una aplicación para preservar mi lengua materna: el Mixteco. Mi idea es que la gente de la comunidad mixteca pueda subir expresiones artísticas y cotidianas, esto para hacer un banco de lengua y poder preservar el idioma en su forma más pura”.

“Estoy muy interesado en hacer algo por la cultura de este país. Siempre se podrá avanzar y abrazar nuestros orígenes, al mismo tiempo. Ya sea desde mi identidad como Xaneri o como Damián, pero el caso es no quedarse de brazos cruzados y hacer lo posible por avanzar y generar un cambio”.

Xaneri, como nosotros, y muchas otras personas, nacieron para desafiar lo establecido y cambiar el futuro, y es por eso que sus historias nos llenan de emoción.

Si quieres saber cómo puedes cambiar tu futuro da clic aquí.

Este contenido es parte de la misión de Nu para devolver a las personas control sobre sus vidas financieras. ¿Aún no conoces Nu? Obtén más información sobre nuestro servicio y nuestra tarjeta de crédito sin complicaciones, da clic aquí.

Introduzca su nombre